El Turbón ha sido desde siempre la montaña mágica por excelencia de todo Aragón, pues es conocido por sus famosos aquelarres, en los que las brujas bailaban alrededor del diablo todos los viernes por la noche, como la montaña con un pronunciado valle, el de San Adrián, protegido por la cresta de un dragón, y como un gigante petrificado, el "Home Granizo", en el cual habitan unos duendes.

 

Cuando el sol se va y cae la noche, en la silueta de esta misteriosa montaña que es el Turbón, pueden observarse tres caras, relacionadas con la leyenda del Home Granizo y sus duendes, la cual cuenta que si se es capaz de ver las tres y pedir un deseo, éste se cumplirá.

El lugar estratégico para observarlas y disfrutar de esta curiosidad es sin duda nuestro establecimiento, debido a su posición, pues desde otros lugares del pueblo no pueden visualizarse en su totalidad.

 

La hora óptima recomendada para poder observar éste fenómeno lógicamente, dependerá de la época del año en la que nos encontremos, pero si está interesado nosotros mismos le informaremos del mejor horario y le contaremos la leyenda, así como otras muchas que protagoniza el Turbón.